Skip to content

Vitamina D: ¿Una aliada para tu embarazo y la salud de tu bebé?

La llegada de tu bebé genera cambios en tu cuerpo y en tu mente, pero no te imaginas todos lo cambios que ocurren con la vitamina D y la importancia que tiene para tí y tu bebé.

Existe una diferencia entre tus requerimientos de vitamin D cuando no estas embarazada y los requerimientos para llevar un embarazo sano que cubra las necesidades tuyas y las de tu bebé. Durante nuestro embarazo la vitamina D además de su función habitual reguladora del metabolismo del calcio, actúa como un inmunomodulador, es decir, ayuda a tu cuerpo a tolerar y no rechazar el crecimiento de tu bebé dentro de ti.

La deficiencia en el embarazo está relacionada con enfermedades como:

Trastornos hipertensivos del embarazo, alteraciones en la tolerancia de la glucosa, enfermedades de los vasos de la placenta, patrones anormales de crecimiento de tu bebe en utero, parto prematuro y una vez nacido se ha visto susceptibilidad del bebé a infecciones, alteraciones en la función cerebral y función respiratoria, entre otros.

Si no estas embarazada la Vitamina D cumple la función de moduladora de la inflamación y su disminución es relacionada con enfermedades inflamatorias, cardiovasculares, artritis, esclerosis múltiple, cáncer y sepsis.

Es importante que ayudemos a nuestro organismo aumentando los recursos de vitamina D y adquiriendo estos hábitos:

  • Una alimentación con nutrientes ricos en esta como huevo, salmón, sardinas, cereales fortificados y aceite de hígado de bacalao, entre otros.
  • Caminatas al aire libre que ayude a la mayor conversión en la piel de vitamina D, claro está busca horas en donde la exposición al sol no sea tan directa, así será un hábito seguro, puesto que el protector solar disminuye la conversión de vitamina D en la piel.
  • Asegúrate que tus pastillas prenatales siempre estén complementadas con Vitamina D, para asegurar un cubrimiento completo a tí y a tu bebé.
    La lactancia materna es vital para fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo, sin embargo NO es fuente suficiente de vitamina D para él, debes hablar con tu pediatra para que te aconseje sobre suplementos idóneos de vitamina D. Si no te es posible lactar, busca fórmulas de leche que sean fortificadas con vitamina D.

La vitamina D tiene funciones muy importantes en todas las etapas de nuestra vida, sus beneficios no se limitan a la importancia en el metabolismo de calcio y fosfato, que ayudan a nuestros huesos y dientes, sino que además es una aliada poderosa para evitar enfermedades durante el embarazo, la lactancia, en el futuro de tu bebé y en nuestra salud en general. No te pierdas de sus fabulosos beneficios y conviértela en una de tus mayores aliadas.

Recursos

Vitamin D in Pregnancy and Lactation: Moving Into the Future

OTRAS NOTAS DE INTERÉS

Cuidado con los quesos que comes durante el embarazo

Embarazo y lactancia

El peligro con la bacteria listeria monocytogenes es su característica sigilosa, hace que tengas síntomas casi imperceptibles. La mayoría de la veces…

Amor Propio = Satisfacción Sexual

Sexualidad

Como te sientas interiormente impactará en todos los campos de tu vida, incluyendo unos de los más importantes, tu vida sexual. Acá…

Volver arriba